Odio: No poder incomunicarse

Hay gente a la que le molesta y se ofende profundamente que no le contesten el celular. Yo soy de esas personas que a veces simplemente no contesto. A veces propósito, pero nunca nada personal. Además, casi siempre tengo el celular en silencio porque se quedó así o porque la verdad odio el maldito ring ring (quizás debería invertir en un buen ringtone). Y entonces casi nunca lo escucho o hay veces en que lo escucho de lejos pero como estoy en otra, leyendo algo, o viendo algo súper importante en la tele que no pesco el teléfono. Y hay muchas otras veces que no alcanzo a contestar porque no sé donde está, y ahí es cuando alego “ya po llama de nuevo, ¡ahora si!”, patudamente. Y mis amigas / novio se enojan porque encuentran que para algo están los celulares, que la gracia es que uno está disponible, y qué pasa si es una emergencia, y a veces a mi gusto, es mucho color por un par de llamaditas perdidas y la verdad a mi me da más risa que culpa. Aparte si ya llaman 2 veces seguidas obvio que contesto, nunca tan penca.

Pero me declaro totalmente en contra de que tener celular es sinónimo de estar siempre disponible. Lo encuentro un abuso y una irrupción a la privacidad y a los tiempos de cada persona. Si estoy almorzando con una amiga que no veo hace tiempo, no voy a andar whatseappeando que le dicen, ni buscando a qué ponerle like en instagram porque lo encuentro desubicado. Y por lo mismo me da mucha lata y a veces hasta rabia que la gente esté todo el rato conectada a su teléfono si está conmigo conversando un café. ¿Tanto les cuesta despegarse? ¿Qué tanto hablan por whatsapp, digo yo, que es tan importante que no puede esperar media hora?. La respuesta cuando alego es “es que me están hablando” y de verdad que la encuentro peor que la acción. Seguro que se va a morir si no contestas altiro o si le pones “estoy comiendo”.

El problema de comunicación de ahora, citando a Susanita, es definitivamente, no poder incomunicarse. Aunque lo peor de todo, es que ni siquiera sé si comunican tanto, con tanto aparato y aplicación, porque no falta la gente que te manda mensaje, pero te llama para confirmar, y después te manda un email también por si acaso.

ha escrito 123 temas en Ramona

.

4 comentarios en Odio: No poder incomunicarse

  1. Ji :

    Total y absolutamente de acuerdo!

  2. Daf :

    Isi, absolutamente de acuerdo, así está el mundo hoy pero uno no tiene para qué hacerse parte de la tontera de estar siempre disponible. Creo que de a poco la gente va a dejar de ser tan poco empática – espero- y se irá dando cuenta de que las relaciones verdaderas no son a través de una pantalla. Bueno, menos mal que al famoso whatsapp uno lo puede callar si quiere y sólo revisarlo cuando uno se acuerde y quiera darse el tiempo y no porque el pitito de un mensaje webón te llama la atención y la curiosidad lo hace abrir a uno una y otra vez el chat.

  3. Javiera :

    La otra vez me junté con una amiga y estuvo todo el rato en whatsapp cuando le dije que realmente en una tarde no iban a cambiar las cosas por estar ahí, me dijo “está claro que tú no tienes whatsapp”. Creo que hace tiempo no me sentía tan pasada a llevar.

  4. topo :

    A mi también me carga. Tampoco tengo whatasapp y no estoy ni ahí con tenerlo. Si tengo amigos que están todo el día pegados, pero de alguna forma lo acepto, porque están en su tiempo libre. Tampoco es tan compulsivo.

    Lo que sí me molesta, es que la gente use esos aparatos en la sala de clase. Mis alumnos lo hacen y obviamente que les paro los carros pero después veo que otros profesores también lo hacen. Yo me acuerdo que cuando uno iba en la U, mirabas el celular si es que no tenías reloj y punto. No recuerdo a mis profes retando a gente por usar el celular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>